Reserva Termal

Las investigaciones como los resultados de las mismas no son exclusivos

En mi caso personal considero que el trabajo que he realizado en el  transcurso de más de dos décadas buscando información, realizando prácticas y poniéndolas en ejercicio, obvio de acuerdo a determinadas sugerencias relacionadas con la ciencia de la hidrología médica termal, me han permitido verificar resultados efectivos en salud que los debiera conocer el mundo entero, pacientes y científicos.

Sólo basta tener la inquietud, la voluntad y la entereza, para obtener resultados, desde luego hay que contar con los medios, me siento muy feliz con la tarea, los resultados han sido asombrosos, positivos, seguramente en la historia de la humanidad y de la ciencia no se habían visto, poder verificar la reducción del nivel de azúcar en la sangre en 50 minutos no es un resultado de imaginar.

Decía Albert Einstein que había descubierto 2.500 nuevas formas de no lograr el éxito en la producción del bombillo, en otro aparte dice que el 99% de los éxitos es sudor y el resto innovación, a fe que tiene mucha lógica, basta con observar las noticias de la Organización Mundial de la Salud OMS cuando declara que el 95% de la población mundial aspira aire contaminado, mientras en la Reserva Termal San Vicente, gracias al haber encontrado unas vacas entre un humedal y haberlas  vendido de inmediato, hoy contamos con abundancia de agua dulce y termal; la revegetalización de las praderas que hoy son bosque y sotobosque a plenitud, han permitido la protección, retención y conservación de las recargas de agua para la vida de todos los seres vivos y en especial del hombre.

Sumarle a estos resultados el aire sin usar, impoluto que necesita y reclama el mundo entero, nos lleva a dar gracias a Dios por habernos guiado hasta llegar hoy a brindarle a la humanidad buena parte de lo que demanda y clama con urgencia: salud con el agua mineral natural mineromedicinal y las aguas termales de balneación, uso tópico, hemos logrado efectos tan maravillosos que el día  que sean certificados serán millones de pacientes que volverán a acariciar la alegría de vivir con calidad de vida, lo podemos demostrar y probar a la hora que lo deseen quienes tienen a su cargo la responsabilidad de velar por la salud.

La salud es un derecho fundamental, hemos descubierto medios efectivos de recuperarla, mantenerla, ejemplo esta semana nos visitó una familia y un joven venía con quemaduras en el rostro muy pronunciadas, le recomendé aplicarse el agua mineral en su piel y el lodo termal y al día siguiente presentaba mejorías, así mismo un paciente que presentaba inflamación en mano y brazo y mucho dolor logró un resultado con la psamoterapia o baño de arena con vapor termal, estos son casos de mostrarle al mundo.

Lisbo Justo Serna Betancourt

Presidente ACTH, primer vicepresidente SITH, M, OMTH, director ALAH.

Sin comentarios

Respuesta